Revista Tata Chombo

Búsqueda

-???-

Baile de Los Diablitos

Folklore > Danza

Nuestras Danzas y
Tradiciones de mi tierra.

“El Baile de los Diablitos”


Le llamaban diabluras de Zacate, en el Siglo pasado en la Danza “Los Diablitos”, porque su vestimenta era de burillo, zacate o estopa de coco, versión dada por el señor Donald Zepeda Iglesias, veterano folklorista de Masaya. Otros conceptos se dieron en páginas anteriores, pero todo es hipótesis. La realidad es que esta Danza es un baile por excelencia; el más representativo, que a través del tiempo se viene retomando por generaciones.

El artista Zepeda Iglesias de 55 años, llamado “El Joven entre los Viejos”, narra en forma espontánea todo lo que sabe en cuanto a folklore se refiere, aunque dice que les llaman vagos, pero así como el mozo siembra cantando, ellos viven bailando y promueven la cultura ancestral de nuestros pueblos.

Se sabe que por cuestiones económicas estas danzas estaban por desaparecer, pero en el año 1957 él se encontró con el señor Álvaro Díaz Fajardo, ambos se preguntaron sobre la ausencia de Los Diablitos.

Fructífero fue el momento, porque planearon reorganizarlo; él sería La Muerte Quirina; Lino Iglesias, El Diablo Negro; buscaron a Arnoldo Luna para que llevara El Juco; Roberto Agustín Marenco; el Oso, se sumaron Horacio Pérez Blandino (Pescuecito), El Tigre, después la Muerte, y enseguida el diablo Mayor; Fernando Rodríguez, disfrazado de machito y Manuel Miranda, de diablo menor; Pablo Ramírez conocido hombre popular por su Sopa de Mondongo.

Todos estos respetuosos señores vestidos de animal, con el movimiento majestuoso de sus cab esas y pateando el suelo hasta tirar polvo y con el colorido de sus vestimentas gozan del respeto de toda Nicaragua, por su labor de rescate a nuestras tradiciones. En el primer año sobresalió el Baile de los Cachos, Danzas como la Mama Ramona, del Maestro Alejandro Vega Matus.

El son de los Cachos es la misma música de viento o de chicheros, nos informó Donald Zepeda. Pero en la danza adoptaron los cuernos del animal para adaptarlo como instrumento musical con un pito de varilla de cohete con una lenguita en el extremo; también explica que es por eso que el son de cachos o de chicheros al bailarlo asechan con ritmo al Toro hasta arrecharlo imitando sus mismas cornadas.

Actualmente la música es original y la danza se ha extendido a todos los sectores de la población, quienes todos los domingos de octubre y noviembre salen en comparsas visitando a las familias que los patrocinan y apoyan.

Inicio | Folklore | Cuentos y Leyendas | Comidas Típicas | Medicina Natural | Historia | Glosario | Contáctenos | Mapa del Sitio


-???- | -???-