Revista Tata Chombo

Búsqueda

-???-

El Atabal

Historia > Tradiciones

EL ATABAL


En Nicaragua se habla mucho de ATABAL. Se conoce como el mensajero de los antiguos pobladores del Pacífico nicaragüense, especialmente los que poblaban los territorios aledaños a los dos grandes lagos.

Algunos estudiosos del origen de nuestras razas y costumbres, ubican al Atabal, en Masaya. Más bien en lo que se le llamó reino de Monimbó, cuyas raíces se extendieron hasta donde hoy está Carazo y luego rombo al Cocibolca. Nuestros ancestros utilizaban los tambores de tronos, huecos con cueros curtidos.

Cada ATABAL tenía su propio código. Cada sonido una significación. En el Atabal podían enviarse cualquier tipo de mensaje. Pero su uso más frecuente era durante los tiempos de guerra.

Por eso es que durante la lucha anti somocista, el atabal, en Monimbó cumplió una misión informativa de altos quilates. Ese es el atabal de guerra. El de los mensajes tribales. Diríamos que atabal, es el nombre recibido por una variedad de instrumentos de percusión, fabricados con membranas. Su nombre, es el equivalente árabe de las voces castellanas, tambor y a tambor. Una minuciosa investigación etimológica, nos conduce a que el atabal procede del árabe.

La voz materna es atabal, que significa tímpano. Esta acepción designa a un instrumento musical de percusión, originario de Arabia, formado por dos timbales de medidas diferentes, tocados por sus banquetes o palillos. Atabal es sinónimo opcional de caja, timbal, tamborcillo o tamboril. El nombre atabal, viene del árabe y fue impuesto a los españoles durante los varios siglos de conquista en ese país, por los musulmanes, moros y árabes. Ellos, los españoles lo trajeron a nosotros. Así es que el término atabal no viene de nuestras lenguas indígenas.

Cuando los españoles vieron que las fiestas indígenas se celebraban a base de música percusional, con varios tambores y chirimías, le dieron el nombre de Atabal, al conjunto musical. Y así se le llamó durante la conquista a las festividades tradicionales de los indios.

El ATABAL que conocemos desde la conquista, es a base de tambores hechos por los indígenas, que a su vez aprendieron a confeccionarlos de los españoles.

Existe otra versión del atabal y es la que existe en Granada desde hace siglos, para festejar a la Virgen del Rosario y de paso fastidiar a los ricos políticos y autoridades.

El atabal granadino está formado por no más de 5 tamborileros y un poeta ó trovador, que recorren todos los barrios de la Gran Sultana todos los sábados y domingos del mes de Octubre.

Cuando llegan frente a la casa de una persona conocida, el atabal inicia su música acompañada de golpes de tambor melódicamente distribuidos durante algunos minutos.

Si el dueño de la casa abre la puerta y da un donativo, el poeta ó trovador improvisa algunas coplas que dedica al oferente, si la dádiva lo merece, a la Santísima Virgen del Rosario, sino va más allá de la cuota mínima establecida por la costumbre ó mordaz y crítica si no hay colaboración.

En el ATABAL de Granada no hay insultos para nadie, pero las críticas casi siempre son fuertes, mordaces y muy pocas veces caen en el género de la calumnia.

Desde las 6 de la mañana de todos los sábados y domingos de Octubre, Granada entera es inundada del sonido de sus atabales. El más connotado y casi el único que existe en la actualidad es el del barrio Santa Lucía, que indica su recorrido en la calle corral y después de llegar a todos los barrios, finaliza a las 12 de la noche en la plaza Jalteva. Es decir que se trata de un recorrido de 18 horas, tocando los tambores, dedicando coplas y escanciando botellas y botellas de guaro destilado en la misma Granada.

Uno de los personajes más pintorescos de El Atabal, en Granada es el señor Fernando López, quién ha sido por mucho tiempo el Mayordomo del ATABAL.


Inicio | Folklore | Cuentos y Leyendas | Comidas Típicas | Medicina Natural | Historia | Glosario | Contáctenos | Mapa del Sitio


-???- | -???-