Revista Tata Chombo

Búsqueda

-???-

El Torovenado

Folklore > Danza

Nuestras Danzas y
Tradiciones de mi tierra.


El Gran Torovenado del Pueblo, en Masaya.

En España se les llamó Fiesta de Los Locos o Endiablados. Imitaban a los personajes del pueblo y se realizaba en las fiestas populares en Castilla de la Mancha, desde el año 1761, según datos de historiadores.

Fue en la cuna del folklore de Nicaragua, Masaya, donde se introdujo estas costumbres y tradiciones, como es la fiesta torovenadil, siendo el primero en realizarse en 1857, con don Evaristo Gaitán Leal. No se conocía la música de viento, eran simplemente instrumentos autóctonos los que sonaban como el tambor, la flauta, la chirimilla, pitos, etc.

Un año antes de 1856, el filibustero William Walker incendió el viejo Monimbó, fue por eso que el Torovenado se realizó en sectores de la parte sur de Masaya, o bien al sur del poblado. Estos sobrevivientes comenzaron a poblar de nuevo Monimbó, en el mismo lugar que Walker les destruyó. Sólo tres casas soportaron el incendio, una de ellas propiedad de Leopoldo Cabrera, fue reconstruida y ahí nació la señora Glenda Tuckler, por casualidad recibió en sus venas, ímpetus de danza de nuestra raza.

En Masaya, el Torovenado comenzó hace 135 años, con vestimenta original que la de hace 30 años, usaban la corteza del coco, como tapa rabo, la tuza, semillas, reliquias antiguas; porque es natural todo va en relación a la época.

El Torovenado es una danza popular satírica, burlesca y se le llama teatro callejero, contrario al Gueguense, que es una obra teatral, y ahora es Patrimonio Histórico-Cultural de la Humanidad.

El Torovenado es la expresión viva del pueblo con gran ingenio, donde se reacata parte de la cultura de nuestra raza; aunque en parte fue impuesta por los colonos, que años después trataron de imitar a los españoles y comienzan con máscaras y empiezan a destacarse los confeccionadores, que en la actualidad son de cedazo y maché.

En esta fiesta se hace una imitación a los políticos, personajes folklóricos o de la farándula. Con sus danzas y vestimenta los disfrazados despliegan lujo y colorido, a la vez el uso del abanico, botas, zapatillas, turbantes, estolas, trajes de diferentes estilos que imitan a los españoles de cabellos largos, blancos y del sexo femenino.

Personajes como el mal ladrón, Cleopatra, y hasta San Miguel Arcángel, son cargados en lujosas y decoradas peanas. Entre los disfrazados, se encontraban personajes como Melisandro Rojas, Indiana Robleto, Edwin Maison Lacayo, Eduardo Cortéz Delgadillo. También se distinguen personajes como la Cegua, Josefana la Negra, al Dundo, la chancha bruja, Los coyotes, El diablo sin cabeza, la mocuana, la serpiente emplumada, la vieja del candil, la bruja roba gallinas que son representadas en la fiesta de LOS AGUISOTES y son las creencias, mitos y leyendas de mi tierra.

Todos los domingos del mes de noviembre en la Ciudad de Las Flores, Masaya se disfruta de esta algarabía y tradición que hace gozar a chicos y grandes.

Danza Torovenado.


Todas las danzas que van en juego con el disfraz y el concepto folklórico del torovenado es muy discutido. El señor Donald Zepeda, da varias ideas sobre esa hipótesis. Primero, unos creen que la palabra torovenado viene a que se desfrazaban de toro, y otros vestidos de venado, allá viene el toro; fusionaron esas dos palabras y formaron: torovenado.

Otros afirman que la palabra se originó de las diferentes vestimentas del momento, pásame aquello; esto me pongo, o sea cosas varias para poder imitar algo; o bien al alcance del que quiera participar.

La tercera versión es la que opinan algunos historiadores folklóricos al afirmar que la palabra Toro significa “Dominio”, imposición y fuerza del conquistador y Venado es el Indio sumizo, astuto y resistente al invasor, que aún hereda sus ancias de libertad, el Toro es el español y el venado, es América. Es el sincretismo religioso entre dos símbolos.

TOROVENADO “EL MALINCHE”

El teatro folklórico nicaraguense es consecuencia de la colonización española, aunque tiene profundas raíces indígenas. Por esta razón la ubicaremos dentro de la cultura Post hispánica.

Nicaragua cuenta con diferentes obras de teatro folklórico de carácter musical, siendo ésta, la máxima expresión la obra comedia bailete “El Gueguense o Macho Ratón”, Patrimonio Histórico Cultural de la Humanidad, Declarado por las Naciones Unidas.

En la antigüedad el baile del venado o de los vendados, anterior a la conquista, fue una danza ritual de cacería. Su objeto era el de pedir permiso a la divinidad antes de salir a cazar, implorar protección para que nada malo sucediese a los cazadores, y en ciertas ocasioanes ofrendar la pieza en sacrificio. Sobre esto último, en el códice trocorteciano abundan escenas referentes a la caza del venado por medio de trampas y el sacrificio del animal a diversas deidades.

Personajes antiguos figuraban en primer lugar los venados, generalmente en números de cuatro y ocho. Los atrapadores o cazadores, los monos, carácter clásico en las danzas indígenas a menudo como brujos cuya inteligencia puede también explicarse por ser los espíritus protectores de las artes.

Un viejo, tambien figura entre los personajes antiguos, que es un experto campero y a la vez brujo o intermediario entre los cazadores y la divinidad, una vieja, que corresponde en la danza el viejo y tambien figuró antes, incidentalmente, como bruja; el tigre y el león, como devoradores de los venados y rivales de los cazadores, dos perros utilizados para rastrear y para perseguir a los venados.

Con el transcurrir de los años y como consecuencia de la dinámica del folklore algunos personajes fueron modificándose. Desapareció “La Malinche”, nombre que es corrupción española de la malinal o Malintz, india mejicana amante de Hernán Cortez, a quien dio un hijo, Martín Cortéz. La malinche era un personaje representado por jovencitas que le daban el nombre de malinches o princesas.
En Masaya y en Nicaragua es el sincretismo mítico religioso. El otro representa la fuerza bruta del español conquistador exterminador y etnocida en su lucha por destruir el venado que abundaba en estas tierras y cuya sagacidad, ligereza e inteligencia lo convertían en presa difícil de atrapar.

La danza del toro venado era representada por las comunidades indígenas mangues que habitaban desde las riberas del lago Xolotlán, hasta el río Ochomogo, al llegar los españoles la danza fue desapareciendo, manifestándose con mayor vigencia en Monimbó. El toro venado es una fiesta de tipo burlesco, ridiculizante, que año con año se realiza con motivo de las festividades a San Jerónimo, patrón de Masaya.

En esta representación, participa el pueblo en su mayoría hombres que se visten de mujer o que ridiculizan a algún personaje conocido de la localidad o del pueblo. Se atavían con ropajes de todo tipo, viejos o descoloridos, rotos y fuera de moda, completamente la estrafalaria vestimenta con accesorios como carteras, paraguas destartalados, zapatos rotos, sombreros antiguos o semi destruídos y en general lo más absurdo y ridículo.


Inicio | Folklore | Cuentos y Leyendas | Comidas Típicas | Medicina Natural | Historia | Glosario | Contáctenos | Mapa del Sitio


-???- | -???-