Revista Tata Chombo

Búsqueda

-???-

La Gigantona y el Enano Cabezón

Folklore > Danza

LA GIGANTONA Y EL ENANO CABEZÓN

Para conocer el origen tenemos que remontarnos al tiempo de La Colonia, sin precisar fechas por no encontrarse indicios de su aparición. Como en todo hecho folklórico, no se conoce quién fue su inventor.

El Doctor Edgardo Buitrago (q.e.p.d), en sus investigaciones ha manifestado que estas tradiciones y bailes tienen un origen claramente fundamenta y en sus mismas formas de expresión un origen Español. También existen elementos indígenas, enfatizando que lo predominante en ellos es lo español.

Todas las características propias de La Gigantona y el Enano Cabezón, tienen relación al ambiente de festividades callejeras, con danzas, músicas y coplas al estilo de la JUGLARIA POPULAR ESPAÑOLA.

Es parte de nuestras raíces indígenas, su cultura, creencias y superticiones que se expresan claramente en nuestras danzas, en el mismo uso del tambor.

En los textos y documentos investigativos del Dr. Buitrago, nos explica que había entre nuestros indígenas una actitud propicia, para absorber las danzas juglaresca de los españoles, que traían en sus expediciones los conquistadores.

Por eso en nuestros indígenas y en la gran mayoría de nuestros pueblos existe gran preferencia de las fiestas populares, las tradicionales danzas.

EL TAMBOR

El tambor, es una tradición que dejaron los españoles y esta compuesto de pieza huaca de madera. Pero el tambor original que usaban nuestros indígenas, consistía en un corto pedazo de bambú en cuys extremos se tensa una piel.

En el uso del tambor, también se expresa nuestra relación indígena con la española. Tratando de destacar aspectos muy particulares como la diversión al público, la forma natural de expresarse en las calles y la danza muy original de nuestra graciosa GIGANTONA.

LA DANZA

No se puede precisar hasta donde pueden darse algunas expresiones de los primitivos en lo que respecta a la danza. Pero quizás sea una actitud o disposición anímica del indio frente a la danza. "Por lo demás, no es difícil suponer que las nuevas figuras de gigantes y cabezudos, hallan llamado la atención de los naturales, por su carácter exótico y casi mítico, y hallan terminado por sustituir a la figuraciones usadas por ellos.

A las gigantonas de Subtiaba, en León, llaman: La Reyna Isabel; lo que permite reconocer esa apropiación inmediata de símbolos españoles, por uno de los núcleos indígenas más representativos de la región.

Predominan en ambas las formas españolas, de acuerdo a la descripción que hizo el historiador nicaragüense, Edgardo Buitrago, la danza de la gigantona, inicialmente se coloca en el centro de un círculo formado por los faroles y los tambores, mientras el paje, se sitúa frente a ella. Al romper el son de los tambores, La Gigantona, avanza hacia adelante y retrocede al compás del ritmo ejecutado y con gran agitación, luego da una media vuelta hacia la derecha y otra hacia la izquierda extendiendo los brazos en toda dirección.

Al igual que baila La Gigantona, el paje baila al mismo compás con un típico bincadito, que le hace flexionar pronunciadamente, hacia atrás las piernas, yendo y viniendo, a uno y a otro lado de la Gigantona. En ciertos momentos, el paje, ordena silencio a los tambores y declama sus versos ante La Gigantona, que permanece quieta; reanudándose el baile al terminar la recitación. Y así, tras varias suspensiones en las que se siguen recitando versos, continúa la danza como por espacio de unos quince minutos.

LAS COPLAS

Son coplas populares o de origen anónimo y de expresión indiscutiblemente colectivo. Bombas, como así se le llama popularmente, o improvisaciones debido al ingenio del recitador o paje.

LA GIGANTONA Y SUS COPLAS

Del cielo calló una estrella
Haciéndose mil pedazos.
No pierdo las esperanzas
De tenerte entre mis brazos.

Que linda corre el agua´
En medio de 2 piletas
Asi corriera mi amor
Si no hubiera alcahuetas.

Ya con esta me despido
Bailando media raya.
Pero antes quiero mostrarles
Como se baila la lambada.

BAILE DEL ENANO CABEZON


Estos bailes difieren de La Gigantona, únicamente en el muñeco, pues en todo lo demás (música, tambores, recitaciones, movimientos de la danza, etc.) son los mismos.

El Enano Cabezón, es una figura que trata de representar lo que su mismo nombre indica, para lo cual se adapta al cuerpo de un hombre con una cabeza extremadamente grande, armada con varas flexibles y de papel.

Tanto en La Gigantona, como en el Enano Cabezón se mezclan toda una coreografía de elementos musicales y poéticos, donde el personaje central en los dos bailes es la Gigantona y El Enano Cabezón.

La Gigantona, es una muñeca, como de dos o tres varas de alto, dentro de cuya armazón de madera se coloca un hombre, para conducirla y hacerla bailar. Lleva casi siempre blusa y falda larga, así como larga cabellera y algunas veces se le adorna de una corona. Sus ojos, nariz y boca son iluminados, desde el interior de la cabeza por una luz de candil o de vela, pero eso ya casi no se acostumbra.

En algunas ciudades como Masaya y Granada, solo se resaltan la nariz y los ojos. Sus brazos son fácilmente movibles al compás de la danza y el vestido es adornado con collares, pulseras, trencillas, trapos de vistosos colores.

El paje de la Gigantona va vestido con un traje simple y no lleva más que un saco, un cucurucho en la cabeza y una máscara. Como es el que baila frente a la Gigantona, lleva en sus manos un bastón o palo adornado que le sirve para ordenar silencio a la banda de tambores al iniciar las coplas.

El grupo de La Gigantona, por lo general está compuesto de cuatro o cinco personas, incluyendo la banda de tambores, los que llevan las luminarias ó faroles y el paje.

Inicio | Folklore | Cuentos y Leyendas | Comidas Típicas | Medicina Natural | Historia | Glosario | Contáctenos | Mapa del Sitio


-???- | -???-