Revista Tata Chombo

Búsqueda

-???-

Los Aguizotes

Cuentos y Leyendas

LOS AGUIZOTES:

Aunque Masaya es una de las ciudades más pequeñas del país, es la más llena de leyendas, cuentos, mitos e historias que contaron nuestros antepasados; y que hoy son motivo de representaciones de nuestras calles convertidas en una tradición folklórica, propia de la ciudad de Las Flores, Cuna del Folklore Nacional.

La Cegua, el padre sin cabezas, la carreta nagua, son parte de esa historia popular que hoy tienen un nombre: Los Agüizotes.

Moisés Rodríguez Zelaya es un monimboseño de cepa, Cofrade del “Gran Toro venado del Pueblo Elías e Israel Rodríguez Zelaya” y uno de los fundadores de la procesión de “Los Agüizotes”. Para él, Agüizote quiere decir: espanto, mito, leyenda, brujería y creencias de nuestros antepasados.

Cuando éramos pequeños, escuchamos en muchas ocasiones de boca de nuestros abuelos, fantásticos leyendas de seres de otros mundos que regresaban para vengarse o simplemente para asustar a los más incautos.

Pasos se escuchaban por nuestros oídos, pasos, ondas como la de la vela de una noche, la que llegaba su esposo a caballo para llevarse el espíritu de su amada, que un animal no pisaba el suelo, nunca nadie vio al jinete ni a la bestia, pero todos escuchaban el trote fuerte del equino.

Los vistes vos?...!!!! Huy me da miedo!!! Eran comentarios que según nuestros abuelos, hacían los participantes en el velorio que a su vez sentían un frío helado como si estuvieran en un panteón.

Una creencia muy generalizada dice nuestro entrevistado, es la de los tunantes, lecheros o gente a pie; quienes sufrían el gran susto de la cegua, chancha bruja, caballo sin cabeza, el cadejo, la muerte quirina o la mica roba gallinas.

Nadie a ciencia cierta puede determinar como surgieron estos cuentos, pero según Moisés Rodríguez pudo tratarse de vivianes que aprovechándose de la ingenuidad de los habitantes de un pueblo, encubrían con estas leyendas sus fechorías.

Habían rateros que inventaron disfraces de la mica roba gallinas para asustar a los pobladores y poder tranquilamente robar toda la granja de la gente trabajadora.

Se llama también Agüizotes a la creencia de algunas personas supersticiosas. Si una gallina canta por la noche o entra una mariposa negra a la casa es que alguien va a morir.

Según cuenta don Moisés, en el Barrio Monimbó muchos años atrás se creía que si alguien moría en una esquina, seguía otro muerto en la otra esquina, de ahí el famoso dicho que reza: “Muerto en la esquina…trina”.

Cuando canta el pájaro “Guis” es que llega una visita al hogar, que si pica la palma de la mano es que llegará dinero; si un espejo se quiebra es mal agüero…algo va a pasar!!!.

Mucha gente practica perjuicios y los hacen una ley; pero son aguisotadas”, es decir puros cuentos, dice Moises.

Rodríguez es un personaje pintoresco, cincuentón e hijo de hombre noble,el primer industrial en Nicaragua en lo que se refiere a la fabricación de los “Molinos de mi Barrio”, nos referimos a don Francisro Rodriguez (q.e.p.d)

Moisés fue uno de los fundadores de la procesión folklórica de los Agüizotes que recorre todas las calles del indígena barro de Monimbó. Explica que ya es una tradición que fue creada hace años para aumentar la alegría del programa festivo del “Gran Torovenado del Pueblo” y también para imitar todas esas brujerías y creencias de los antepasados.

La procesión de los Agüizotes se ha extendido a toda Masaya a tal grado que a las doce de la noche, los tenebrosos aguisotes imponen el miedo a todos los niños de la ciudad torovenadil (Masaya).


Inicio | Folklore | Cuentos y Leyendas | Comidas Típicas | Medicina Natural | Historia | Glosario | Contáctenos | Mapa del Sitio


-???- | -???-